Oliver Detectives Privados

detectives privados para infidelidad

El origen de las primeras investigaciones detectivescas en Barcelona

El origen de las primeras
investigaciones detectivescas
en Barcelona

Oliver Detectives Privados  es marca de servicios de investigación y seguridad, registrada oficialmente desde el año 1981. No es la más antigua de la ciudad de Barcelona pero ha sido influenciada por ellas, por las primeras, las empresas que han dado a conocer el trabajo de un detective privado.
 
Debido la elevada importancia y contribución de estas empresas pioneras para lo que hoy es una profesión reconocida más allá que las fronteras, vamos dedicar las próximas semanas a sus principales fundadores en nuestra ciudad.
Para empezar esta jornada de detectives hemos elegido Enrique Cazeneuve Cortés. Para muchos es el fundador de la primera agencia de detectives privados de España, situada en la calle Balmes 6 en Barcelona, a unos pocos metros de nuestra empresa.
 
A principios del siglo XX, Cazeneuve, nacido en Tolouse, y estando viviendo en Barcelona es, en el año de 1910, el responsable de crear la primera oficina de detectives privados. Autor del libro “El detectivismo práctico” sin duda ha dejado su legado y su marca no solo en Barcelona sino en toda España.
 
Detective de profesión, Enrique Cazeneuve es el primer inscrito en el colegio de detectives y investigadores privados de Cataluña. Sus primeras investigaciones fueron directamente relacionadas con casos “detectivescos” basados en robos de patentes, hurtos en fábricas o infidelidades, dónde los maridos querían saber si sus mujeres les eran infieles.
 
Sin embargo, Cazeneuve no era un lobo solitario y le gustaba el trabajo en equipo. Además de haber seleccionado un magnifico equipo de jóvenes profesionales para acompañarle en su labor, transmitiéndoles las técnicas propias y necesarias de la época para llevar a cabo esta profesión, en los años 20 decidió crear una academia de detectives para poder formar futuros profesionales.
Con todo esto, su contribución no termina aquí, para él la difusión del papel de detective en la sociedad era igualmente importante y como tal difundió la profesión en los medios de la época, participando en programas de radio a través de una serie de charlas que tuvieron una gran aprobación de los espectadores.
 
Después de toda una vida ligada a este mundo de investigaciones, Enrique Cazeneuve Cortés fallece a los 79 años de edad, manteniendo su historia y memoria viva hasta los días de hoy.

Deja un comentario